Volver arriba
Menu

Preguntas Frecuentes

¿Cómo se absorbe el alcohol en mi cuerpo ?

El alcohol es absorbido en las paredes del intestino delgado y llega a todo el organismo a través de la sangre.

El hígado es el encargado principal de metabolizar el alcohol, y solo puede procesar una cantidad máxima por hora.

Por eso se debe controlar la cantidad y velocidad del consumo. El cuerpo solo puede procesar el 90% del alcohol, por lo que el 10% restante se expulsa a través del aliento, sudor, lágrimas y leche materna.

 

¿De qué depende la capacidad de eliminación del alcohol?

Depende de factores como el sexo, edad, peso, estatura, entre otros.

¿Por qué los hombres pueden consumir más alcohol?

En los hombres la capacidad hepática es mayor, o sea, su hígado es más rápido para metabolizar el alcohol.

Cuanto metaboliza el hígado

¿Cuánto alcohol puede metabolizar un hígado sano?

Un hígado sano puede metabolizar alrededor de una copa estándar de 10grs de alcohol puro cada hora (hombres) u hora y media (mujeres).

Estos datos son aproximados, calculados para una persona sana y de peso y estatura promedio.

¿Cuáles son los principales efectos del alcohol a corto plazo?

Al beber alcohol, a partir de la primera copa las personas se desinhiben. A la tercera copa se altera el procesamiento de la información. Luego, cerca de la quinta copa hay un retraso de las reacciones y respuestas, y descontrol de las acciones psicomotoras.

Beneficios del vino

Beber vino con moderación forma parte de un estilo de vida saludable, declaración que se apega fielmente al fomento de hábitos y estilos de vida saludables para la población que promueve la OMS.   Está ampliamente demostrado que dicha forma de consumo de vino aporta beneficios para la salud, que de la mano de un estilo de vida activo, balanceado y saludable, derivan en el mejoramiento de la salud de quienes lo practican; a continuación destacamos algunos:

  1. Los bebedores moderados de vino tienen una tasa de mortalidad menor que los que se abstienen o beben en exceso.
  2. Reduce la mortalidad por enfermedad coronaria.
  3. Potenciador para el cerebro ya que previene enfermedades degenerativas del cerebro.
  4. Aumenta nuestras endorfinas: Al disfrutar de las características de aroma y sabor propias del vino liberamos endorfinas en nuestro organismo, relajándonos y disfrutando más la experiencia.
  5. Reduce el colesterol: El vino tinto es rico en polifenoles, sustancias químicas ricas en antioxidantes que evita la formación de coágulos y la reducción del llamado colesterol “malo”.
  6. Reduce el riesgo de cáncer: El resveratrol es un recurso natural capaz de bloquear por ejemplo el crecimiento de las células responsables del cáncer de mama o pulmón.